La WWE se enfrenta a una nueva demanda

wwe

El próximo 2 de abril se realizará una audiencia en lo que respecta a la demanda del músico Anthony Dash contra Floyd Mayweather Jr. y la WWE, debido a que Mayweather utilizó la canción de Dash sin su consentimiento. La audiencia determinará los daños y las infracciones de copyright por el su uso de la canción en Wrestlemania 24 y Monday Night Raw. También se requerirá un juicio posterior.

Dash mencionó que en 2005, él creó un tema musical titulado "Tony Gunz Beat". Afirma en la demanda que Mayweather, en su pelea en Wrestlemania 24 contra The Big Show en marzo de 2008, así como en una edición de WWE Monday Night, utilizó el tema bajo el título de "Yep". Sin embargo, la presentación de demanda no tiene como objetivo explicar cómo el trabajo de Dash puede ser objeto de apropiación indebida y sobre cómo se convirtió en la entrada musical, sinó que Dash afirma que posee los derechos de autor presentados en la canción original.

La reclamación de la WWE es que iban a utilizar una canción de 50 Cent, pero cuando llegó la hora del evento, el mánager de Mayweather, Leonard Ellerbe, le dio al Vice Presidente de la WWE un CD con la canción impugnada y solicitó a la compañía que se utilizase. Además, los representantes de Mayweather afirmaron que tenían los derechos de la canción y les dieron expreso permiso a la WWE para su reproducción en los eventos esmentados. Mayweather ya ha confirmado la historia y Lawi ya ha declarado en el expediente que la empresa no estaba al tanto de todas las cuestiones de derechos de autor hasta mucho después de que el evento se llevase a cabo debido a que Dash no había presentado ninguna reclamación hasta después de que tuviese lugar.

Dash dice que los acusados ​​han hecho frente a millones en su compañía con los derechos de autor, y ha solicitado un informe de "todas las ganancias, beneficios y ventajas de su acto de violación". Dash está pidiendo 150.000 dólares por copyright infringido, así como desagravio por mandato judicial preliminar y permanente. Además de eso, la demanda también pide que todas las copias sean destruidas.

Cabe señalar que la WWE ha dejado de vender el DVD de WrestleMania 24 por el momento, mientras que la situación jurídica está en curso.


Reacciones: